La punta del zapato: 2011
DIARIO DE UNA ACOMPAÑANTE DE LUJO DE MADRID

FB

lunes, 31 de octubre de 2011

Loba solitaria

Balenciaga
Anoche estuve pensando en mi familia porque la verdad es que me siento bastante distanciada de ellos. Vivo mi vida de una forma muy solitaria en el fondo.

¿Independencia? Pues se puede llamar así, pero lo cierto es que me cuesta lo de las visitas, los cumpleaños... y tengo la sensación de que si me sintiera totalmente libre para actuar como lo siento no les vería en un año y eso que no les odio ni nada, pero no sé...

Les quiero y supongo que les echaría de menos pasado un tiempo, pero esos sentimientos me hacen sentir culpable, una mala hija y una mala hermana y quizás porque tenemos en nuestro subconsciente lo mala que es la prostitución para todo, no dejo de caer en el mismo pensamiento: no soy familiar porque soy una puta.

Me paso el día preocupada de mi físico, pensando en qué gastarme el dinero que gano y gracias a Dios que voy a clases, eso me hace sentir que mi vida no es del todo vacua. 

Es evidente que tengo que llamar a mi familia y pasar más tiempo con ellos. Tengo muy buenos recuerdos con mi madre y mi hermana, pero ¿por qué dejo que pase tanto tiempo? 

Me despido, las voy a llamar  :-)


lunes, 17 de octubre de 2011

Lesbiana por un día


He tardado un poquito en escribir esta experiencia porque como he empezado con las clases y entre la vida social y tal, espero que me lo perdonéis.

Quedé con la escort que contactó conmigo a petición de su cliente y nos citamos en una terraza cercana a la casa del hombre. Me puse un vestido fucsia ajustado de manga corta, el pelo suelto y bastante maquillaje. Nos tomamos un refresco mientras ella me ponía al tanto, era una chica muy guapa, llevaba un vestido morado muy entallado y con mucho vuelo en la falda y también iba muy maquillada.

Me calló muy bien, me contó cuales eran los planes del cliente, simplemente que nos enrolláramos en su casa, en principio eso era todo, pero ambas nos reconocimos que estábamos preparadas para un trío.

Subimos a casa del cliente y nos propuso ir a cenar, fuimos a un restaurante al que casualmente llevo a los clientes que vienen a mi casa, y estuve muy cómoda, la otra escort se notaba que le conocía muy bien y había muy buen rollito.

Subimos a su casa y nos sirvió una copa que preparó delante de nosotras, cosa que agradecí y creo que la otra escort le tiene muy bien enseñado. A los pocos minutos ya tenía a la otra encima de mí besándome, debo decir que no fue tan excitante como me esperaba, aunque ahora cuando lo recuerdo si que me pone bastante. Seguí el juego y acabamos un cuarto de hora después en ropa interior tumbadas en el sofá del cliente. Él se estaba tomando la copa muy expectante, pero no hacía amagos de participar, no llegamos a quitarnos la ropa interior, todo se redujo a besos y magreos durante media hora o así. 

Nos fuimos de allí juntas y el cliente se quedó muy agradecido, pero decidió quedarse solo con su calentón. 

Acompañé a la chica hasta que consiguió un taxi y me fui a casa andando de muy buen humor. Me había gustado ese juego y se me hizo muy corto.



viernes, 7 de octubre de 2011

Un trío mañana

Carolina Herrera
Hoy se ha puesto en contacto conmigo una chica que ha visto mi anuncio. No suelo recibir llamadas de mujeres en mi móvil de trabajo la verdad, y me ha dejado un poco descolocada oír una voz femenina.

Llevo tiempo esperando que una mujer quiera hacer un trío con su marido y recurra a mí, no porque me ponga especialmente, pero una escort de mi estilo es una buena opción a tener en cuenta por una mujer que busque una prostituta, al menos eso considero y eso trato, ser una puta fina... :)

El caso es que no era una esposa moderna, sino otra escort. Un cliente le ha pedido ese tipo de servicio en el que se requieren dos chicas y por lo que me ha dicho... no debe tener mucho contacto con otras escort o si lo tiene está claro que no ha contado con ellas, porque me ha llamado a mí que no me conoce de nada...

Hemos quedado mañana para conocernos antes y por la tarde sería la cita con el cliente, vive por mi zona, y me ha mandado por e-mail una foto. No me importaría jugar a las lesbianas con ella, aunque me pone algo nerviosa ya que no tengo mucha práctica que digamos, por no decir ninguna.

Yo ya sabía que alguna vez me vería con la una chica entre manos, y ahora que llega la hora de la verdad, sin pensar en ningún momento en disgusto, lo cierto es que me excita y a la vez me pone nerviosa. Pero bueno, también debo admitir que me seduce la aventura, el precio y el estar acompañada de otra chica. 

Deseadme suerte. Mañana iré a clase un poco desconcentrada.


jueves, 6 de octubre de 2011

Vuelta al cole 2011

Barbie Profesora
He empezado las clases de diseño de moda con muchas ganas. Necesitaba tener algo que hacer, el ir a clase todas las mañanas me sienta muy bien para la mente.

Este curso parece más interesante que el primero, y estoy deseando acabar el temario de patronaje, tengo muchas ideas para hacerme cositas. Lo cual me obliga a incluir una máquina de coser en mi presupuesto, a ver si me la compro de una vez, mañana mismo pregunto a las de clase qué sitios conocen.

Una de las razones por las que me he alegrado de empezar las clases es que llevo dos semanas un poco tonta, no sé cómo podría explicarlo... pero estaba malhumorada con cualquier chorrada y muy irascible. Necesitaba unos pocos deberes y algo en lo que ocuparme, me estaba volviendo estupida.

Bueno, y a los que como yo empieza las clases, mucha suerte este curso y un aviso: id al día que os pilla el toro :-)

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Cliente madrugador

Primera Barbie
Odio no poder dormir, me pasa a veces, aunque por suerte no es a diario, pero de vez en cuando, una o dos veces al mes me pongo a dar vueltas en la cama sin conseguir dormirme. 

Hoy es por algo concreto, mañana tengo una cita por la mañana con un cliente nuevo. Ya estoy acostumbrada a las citas, pero... hace bastante tiempo que no quedaba con alguien nuevo, así que estoy algo tensa.

Hemos quedado muy pronto y no suelo levantarme muy tarde, pero digamos que meses años que no pongo el despertador, e incluso cuando lo ponía, que era para ir a clase, no lo usaba, me despertaba antes de que sonara. Pero mañana he quedado a las 9 y me da una pereza, porque me tengo que levantar a las 7 o 7:30 como muy tarde. 

Irónicamente no me puedo dormir porque tengo que dormir. A veces el cuerpo o mejor dicho la mente nos juega malas pasadas.

¿Qué querrá ese hombre tan pronto? Me ha dicho que no quiere sexo, que quiere conocerme antes un poco. Ya os contaré.



domingo, 25 de septiembre de 2011

Dormir con el culo al aire

Barbie enfermera
Me gustaría estar caliente en otro sentido, pero la verdad es que lo que me pasa es que tengo fiebre. Este fin de semana, el primero del otoño, algunos todavía nos sentimos en verano. El viernes quedé con un cliente, me puse un vestido de tirantes. Y bebí un poco más de la cuenta, no es que llegara a casa como una cuba, pero me desnudé me tiré a la cama y amanecí desarropada y en ropa interior. 

La verdad es que el vestido de tirantes empezó a perder el sentido en cuanto se puso el Sol y no lo notaba demasiado pero el fresco de los primeros días del otoño caló en mi cuerpo, más la noche desarropada... el sábado lo he pasado estornudando. Y hoy domingo lo he pasado mal, ahora es de noche y ya noto la fiebre... 

No me gusta estar enferma, porque por razones obvias eso influye directamente en mi trabajo, además de eso es desagradable sea como sea, espero estar sana mañana.


Preparar un té con una cáscara de limón y una cucharada de miel en una taza de agua.  Se hierve por 10 minutos y se deja refrescar.  Se toma tres veces al día.

sábado, 24 de septiembre de 2011

No temer a la vuelta al cole

Barbie Hello Kitty
Ya sólo me queda una semana como únicamente chica que trabaja, y empezaré las clases de diseño de moda, iniciando mi segundo año como estudiante que trabaja.

Tengo ganas de empezar, no he hecho nada en todo el verano y aunque estaba muy agobiada porque tenía que recuperar el primer trimestre y compaginarlo con el curso que no se detenía por mí, sé que este curso va a ser mejor, porque podré ir al día y además nos meteremos más en materia, tengo ganas.

Ya sé que normalmente la vuelta a clase da pereza y casi una necesita terapia, pero la verdad es que yo voy tres horas al día a clase, y teniendo en cuenta que no tengo nada que hacer porque sólo tengo 2 o 3 citas a las semana, me viene bien estar ocupada con alguna actividad, y nada mejor que usar el tiempo libre para labrarse una posibilidad de futuro. Ese es mi consejo para todas las mujeres en general y por supuesto sobretodo para las acompañantes, bailarinas de streeptease, gogós, incluso modelos o cualquier cosa relacionada con la juventud y la estética. 

El dinero fácil es muy atrayente, pero no todo es ropa y caprichos, tomad clases de inglés, cursos de algo que os guste, es incluso probable que muchas bailarinas, modelos, etcétera lo sean porque no les gusta estudiar, y yo no estoy estudiando precisamente en la universidad, quiero decir que tres horas al día y poco de deberes no mata a nadie y menos si estudias algo que te gusta. 

jueves, 22 de septiembre de 2011

Hombres de negocio y escorts

Jimmy Choo
Ya lo he contado algunas veces, las mujeres como yo tienen que escuchar a muchos hombres contando sus problemas. Y muchos de esos problemas son laborales.

Cuando eres acompañante de lujo los hombres con los que sales tienen a veces entre manos negocios millonarios, como el caso de mi cliente de ayer, que incluso saldrá en el periódico si lo consigue, o eso dice él. El negocio será o no será entre ayer y el viernes, mi cliente estaba anoche realmente agobiado, me prestó sólo la atención necesaria sólo para decirme que cómo nos gustan a las mujeres ponernos zapatos con los que no podemos a penas andar, después de esa observación continuaron tres horas de escuchar todas las hipótesis de la operación millonaria. 

Abrí mi repertorio de frases de libro de autoayuda, "lo conseguirás", "te lo mereces", "no te preocupes", "si no resulta resultará más adelante".

Comí demasiado, el cliente me transmitía su agobio y me comí el plato a una velocidad pasmosa, cuando acabé me quedé sorprendida, espero que el cliente no piense que soy una comilona. Acabé bastante antes que él :S

Me acercó a casa, era cierta que me había puesto unos zapatos demasiado altos, así que me cogí de su brazo, estaba orgullosa de él, lleva dos años luchando contra la adversidad en su trabajo y por fin puede que reciba un alivio y un cambio importante. Aunque debo aclarar mi reflexión sobre el asunto, ese hombre a punto de triunfar estaba con una acompañante por su incapacidad de mantener una novia por culpa de su trabajo y eso ha desencadenado en una misoginia. Por lo que sé hace años que sólo se relaciona con call girls, así evita la rebeldía de las mujeres jóvenes (esa es mi teoría), evita las exigencias de una novia, etcétera. 

No se lo diré, pero ahora que maneja tal poder, quizás aparezcan acompañantes disfrazadas de novias, chicas que nunca han cobrado y que dada la situación vendan cierta sumisión y se cuiden mucho de asustar a este hombre con exigencias románticas. Espero que le vaya bien.


sábado, 17 de septiembre de 2011

Una semana provechosa

Alexander Birman
Esta semana he tenido muchas citas, no he cenado en casa ningún día y eso es bueno pero me hace sentir un poco descarriada, esas noches tranquilas, de vez en cuando nos hacen sentir seguras en casa, como que hay un sitio en el que podemos estar a nuestro aire. 

Pero esta semana he estado más fuera que dentro de casa. Hoy es viernes noche, y siento esa paz aquí en mi piso, notando como las piernas cansadas me agradecen que les de una posición cómoda y mis pies felices por no tener que estar de puntillas en unos zapatos de tacón.

Escribir el blog también me hace sentir bien, es como mi diario, y me relaja escribir.

Esta noche he quedado con un cliente, para tener sexo, y en la cena nos lo hemos pasado muy bien charlando y riendo (sin alcohol, para el que piense que eso de la risa no era sólo por los chistes, jaja). De verdad que me lo he pasado genial, cuando hemos ido al hotel de siempre en su coche... ¡no había habitaciones! Nada grave... podíamos ir a otro... pero me ha pedido permiso para fumarse un porro, le he dicho que no me importaba... y se ha puesto tan fumado que nos lo hemos pasado genial en su coche riendo y haciendo bromas, pero se le han ido las ganas de sexo...

Menos mal que sacie mi hambre días antes con otro cliente, el chico de casi 30 que me cita para verle jugar a la PlayStation y hacer el amor. Cuando nos relajábamos después del sexo me entró curiosidad, y la enorme cantidad de citas me ha hecho coger confianza con este chico, así que le pregunté que por qué no tenía una novia. Para mi sorpresa me dijo que sí tenía, pero aún no habían hecho el amor, llevan 4 meses saliendo, menos que conmigo, al parecer es una chica bien en todos los sentidos, a él le gusta, pero también le gusto yo.

Por supuesto sé con cual de las dos se casaría... y no es conmigo. Algún día reflexionaré sobre ello, yo soy todo lo que un hombre desea, pero ¿todo lo que quiere? No. Yo no soy la mujer que un hombre quiere para casarse... y eso como mujer me da muchos quebraderos, aunque no quiero casarme ni estoy enamorada, es algo que pienso a menudo. Soy la eterna novia, pero jamás la esposa, por suerte :) o por desgracia :(

Queda poco para empezar las clases de nuevo, las vacaciones con eso del viaje y tal se me han hecho muy largas, he hecho tantas cosas, que me parece increíble que todas estén concentradas en 3 meses.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Un cliente triste

Chanel
Algunas veces digo que ser acompañante se parece a menudo a ser psicóloga, no tratamos de que el cliente solucione sus problemas y tampoco tenemos esa capacidad por desgracia, pero sí hacemos nuestros propios diagnósticos y a medida que vas teniendo clientes acabas identificando patrones y aprendiendo de los hombres y su comportamiento.

Hoy he quedado con un cliente, estaba triste, se lo notaba, es de los primeros que tuve y uno de los que más veo, nunca ha sido muy sexual, excepto al principio que era insaciable, hasta que se aburrió de mi cuerpo, creo yo... Pero bueno, ahí ya estoy entrando en mi psicología y mi inseguridad, y no trata de eso el post.

El cliente estaba triste, suele ser muy dicharachero siempre y muy enérgico. Hoy también pero fallaba algo, esperaba de mí algo más que otros días, buscaba energía en mí. Se notaba que quería que lo animara y que hoy fuera yo la dicharachera, la que cuenta chistes, la que toma la decisión de dónde cenar. Lo noté sin que él me lo dijera, y creo que acerté, se animó poco a poco y me pareció el mismo de siempre al acabar la noche, sé que le pasa algo y que mi éxito ha sido momentáneo, pero me alegro de haberle hecho olvidar un rato sea lo que sea que tiene en la cabeza.

Mañana le llamaré, para preguntarle qué tal está.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Una semana sin nada de sexo

Alejandro Ingelmo

Esta semana ha sido tranquila, a pesar de que he recibido una cantidad inusual de llamadas, que no he podido abordar en su totalidad, bueno, las llamadas sí, pero las citas que me proponían no. Ninguna esta semana ha sido sexual, he ido a restaurantes, al cine, a la casa del cliente... pero en ningún caso me he tenido que quitar la ropa interior. 

Mucha gente piensa que siendo chica de compañía me siento aliviada cuando el cliente no quiere sexo, y que es un triunfo cobrar sin haber tenido que quitarse las bragas. En casos particulares es cierto que me alegro de volver a casa sin que el cliente me haya tocado, pero no es siempre así, a veces me gusta que me toquen, que me deseen, no sólo por asegurarme a mí misma que me van a llamar más veces o me van a pagar más. 

Cuando un cliente quiere sexo llama a una prostituta, pero llama a una escort de lujo cuando quiere algo más que sexo, pero quiere mantener esa relación comercial, por fácil, por rápida o por... edad. En cualquier caso todos ellos desean el cuerpo de una mujer, para fines más o menos explícitos, y yo como mujer siento esa seducción de la que quieren hacer gala los clientes, la noto y tú como buena acompañante la valoras, la buscas... y muchas veces acaba teniendo efecto en ti. No es cierto que las prostitutas finjamos todo, claro que jugamos y actuamos, no voy a ser tan cínica de negarlo, pero al menos yo que me considero buena en mi trabajo, busco el sex-appeal de cada uno de mis clientes y lo puedo disfrutar.

Esta semana la he pasado trabajando y vestida en todo momento. Sin embargo me hubiera gustado haber tenido sexo con algunos, una no se mete a esto si no disfruta del sexo en ese plan. Se mete por dinero pero también por disfrutar del sexo y de ese sexo en concreto, del sexo comercial, con esos hombres y esas circunstancias.

Hoy deseo que la semana que viene sea más sexual. Sin embargo a pesar de mi oficio, nunca he tenido yo que dar el primer paso e insinuar que deseo sexo, y es más, os juro que me da mucha vergüenza darlo, ironías de una escort.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Un ligue y dos clientes

Brian Atwood

Este fin de semana pasado ha habido de todo: ocio, trabajo, tiempo para mí misma...

El viernes salí con unas amigas a bailar, y ligué con un chico, me siento un poco rara cuando me entra un chico, siempre que pasa eso no dejo de pensar que ese chico cree que soy una chica ajena a la prostitución y se me hace raro. De todos modos es cierto que aunque es verdad que soy escort también soy una chica normal y ligo con chicos (aunque muy de vez en cuando) y no les cobro. Aunque no suele haber nunca una segunda cita. Después de horas de charla, y de baile con mis amigas y mi ligue, le invité a él a subir a mi piso.

No pasó nada importante, charlamos de lo típico entre dos personas desconocidas. Se bebió una copa en mi casa y cuando se la terminó nos enrollamos en el sofá, cuatro besos, pero él mismo no parecía querer más. Un chico muy respetuoso, me gustó su estilo. Se fue y me llamó a los diez minutos, entonces me arrepentí de haberle dado mi teléfono, aunque hoy me alegro de comportarme como una chica de mi edad con ligues fuera del trabajo.

El sábado tuve una cita con un cliente, fuimos al cine y luego a cenar, fuimos a su casa y me pidió que me quedara a dormir con él, no hubo sexo... sólo sueño, a las 12 ya estábamos en la cama y él roncando. Hubiera preferido una sesión de sexo e irme a casa, la verdad.

Ayer tuve otra cita con otro cliente, a este le encanta el sexo en el coche... siempre que quedamos vamos en coche después de cenar a un sitio de esos donde aparcan los coches para hacer sexo alejados de las luces de la ciudad, una práctica muy de universitarios....

Siempre temo que haya mirones, no por vergüenza solamente, sino más bien porque me dan miedo, me parece tan de psicópata. Pero nunca pasa nada, hacemos lo que podemos en el coche, tampoco es que sea una cama de 2x2 precisamente, y luego me lleva a casa.

Hoy estoy cansada, ayer no pude dormir bien, me puse a leer y me desvelé. Cuando no puedo dormir luego me paso el día vagueando, y lo detesto. Ya he cenado y creo que me iré a dormir en breve. Buenas noches.

viernes, 26 de agosto de 2011

Un buen viernes

Barbie City Smart

Después de dormir y charlar con gente a la que quiero la discusión que tuve con el cliente me pareció una nimiedad. Con un poco de psicología cotidiana he expulsado el mal rollo de mi cabeza, no hay nada mejor que hacer lo que te gusta para olvidar lo que no te gusta.

Hoy me he despertado muy pronto, a las siete, me encanta que pase eso sin que suene ningún despertador, el edificio estaba muy tranquilo aún, me fui al gimnasio por primera vez desde que me fui de vacaciones hace ya dos meses. Iba muy animada e inconsciente del tiempo que había pasado desde la última vez.

Cuando me puse a hacer mi tabla, empecé a ser consciente de las consecuencias de dar a tu cuerpo vacaciones, todo era superagotador.  Me he desanimado un poco, porque me costó mucho conseguir ciertos logros con las pesas y lo he perdido, espero volver pronto a recuperarlos.

Estarán a punto de llegar mi madre y mi hermana, iremos al museo a ver una exposición que quiere ver mi hermana, y esta noche he quedado con un cliente, se me hace raro que mi familia y mi trabajo casi se unan en el tiempo, la verdad. Pero bueno, no es algo grave, sólo una sensación rara por la necesidad de cambiar muy rápido de registro. Sobretodo porque la cita de hoy promete ser bastante sórdida y sexual, ji ji ji. Es más se me ha hecho raro que la descripción del plan del museo y la cita sexual compartan el mismo párrafo.

Sea como sea hoy me está pareciendo un día redondo, me siento bien a pesar de mi fracaso en el gimnasio :)

jueves, 25 de agosto de 2011

Perdiendo un cliente

Phillip Lim
Hoy he tenido una gran bronca con un cliente, todo ha ocurrido por teléfono. Yo estaba en casa distraída, cuando recibo la llamada de un hombre que he nombrado aquí alguna vez. 

A los lectores más fieles les sonará aquel tema del piso y del cliente que me lo iba a "regalar" a cambio de mis servicios a lo largo del tiempo sin tratar nunca más el tema de los precios, ya que el piso servía con creces como pago.

Era un tema complicado, y una locura que se le ocurrió a él solito, y que me trajo más quebraderos que alivio o felicidad. Para empezar yo vendo mi cuerpo, un rato, una tarde, un fin de semana, una semana que dure un viaje... Pero me costaba asimilar y definir un tiempo tan inexacto como el que se barajaba en ese negocio tan raro. Además la duda no sólo se cernía sobre mí, creo que es de esperar que el cliente también se viera ante la incertidumbre de qué pasaría si pone el piso a mi nombre y una vez hecho decido cerrar el chiringuito y no corresponderle por mil razones, al instante, a los dos años... nunca se sabe.

Además como es lógico las prostitutas, ni siquiera las caras, hacemos un contrato laboral del que valernos tanto nosotras como el cliente para tomar medidas legales si una de las partes falla. Con lo cual el "negocio" que él se esforzó en meter en nuestra relación y del cual yo ya tenía ilusiones a fuerza de escucharlo y valorarlo, se fue a pique por las razones que ya he mencionado, era algo muy inseguro para el cliente y no había equilibrio entre el riesgo y el beneficio.

Una pantomima inventada, quizás no con malicia, por mi cliente. Cuando se cayó el negocio, ambos nos avergonzábamos del asunto y no hemos vuelto a quedar. Después de tanto supuse que habría encontrado a otra chica con la que empezar de cero y no volvería a saber de él, pero me ha llamado hoy.

El tono de su conversación era a la defensiva! ¿Por qué? Si soy yo la engañada y la que podría quejarme de haber recibido una oferta que no pude jamás aceptar porque me la quitaron súbitamente de delante. El caso es que es cierto que yo no fui tan amable como suelo ser, pero él tampoco parecía muy dispuesto a dar el primer paso hacía la normalización de la relación. Fue seco.

- El negocio no pudo ser, tienes que entenderlo.

Y lo dijo así con un tonito enervante, como si hubiera sido yo la que le hubiera pedido el piso, como si estuviera yo obsesionada y no quisiera entrar en razón encaprichada por el piso. Me puso de mal humor, y por más que quise no podía sentirme a gusto.

Me llamó de todo menos bonita. Y aunque es cierto que yo no estaba muy receptiva a él, tampoco es que le tratara mal, fui correcta, sin más, pero tampoco menos. Cuando las ganas de citarme con él se me fueron del todo... se enfadó. Y lo más gracioso es que después de haberme insultado cuando yo le digo que no quiero citarme va y no lo entiende!

Sigo algo alterada y sólo me tranquiliza que mañana cuando me levante esto será una chorrada pasada y me importará un comino.

Buenas noches a todos.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Juzga y serás juzgado


Os voy a comentar lo que siente una prostituta cuando el aura del Papa sobrevuela la ciudad en la que una ejerce. 

Madrid es una ciudad con bastante libertad de acción, puedes encontrar cualquier vicio y pecado más o menos cerca y casi siempre hay alguna parada de Metro que te deja en la puerta de tus deseos más terrenales, ya sea moda, buena comida, fiesta, porros, bares, discotecas... y por supuesto sexo gratis o de pago, en hoteles o al aire libre, con una gran variedad de precios y estilos, desde las extranjeras de Montera hasta las travestis de Fortuny, pasando por supuesto por las escorts de lujo o las que se pasean por La Casa de Campo. Y no es que Madrid sea la ciudad por excelencia del turismo sexual, pero es el tema que yo trato y el que resalto.

Por supuesto que el Papa no ve con buenos ojos mi profesión, eso lo entiendo, sé las razones por las que soy considerada una mala mujer, es un tema muy peliagudo, yo misma no me sorprendería de que el día de mañana sea yo la que me juzgue y me considere una puta (esta vez en el mal sentido de la palabra), una enferma o una humana de mala calidad. Pero hay una cosa clara, con todo lo malo que se pueda decir de mí, hay una verdad innegable y es que lo que hago lo hago como mujer libre, sabiendo o creyendo saber dónde me meto.

Bolso de Our Lord and Saviour

Se me hace muy duro ser juzgada por los católicos, a lo largo de la historia, han sido los que más han nombrado a las mujeres como yo no sólo para condenar su comportamiento, sino incluso para usarlas como ejemplo del género femenino en general. Los católicos están rodeados de escándalos, que sin contar la pederastia o crímenes de los que hay ejemplos reales, no serían tales escándalos si se tomaran las cosas de una forma más relajada, el sexo libre en todos sus aspectos, el gusto por el lujo, el divorcio... cosas cotidianas que las tienen prohibidas y muy pocos católicos se privan de ellas y que ellos mismos deciden que sean escándalos y pecados. Ni siquiera hay que recurrir a temas escabrosos como la pederastia, la Inquisición, la quema de brujas, o cosas actuales aún como el machismo o cegar las mentes de sus fieles para que no vean las ruinas de la Iglesia, casi siempre deslumbrados por el odio hacía colectivos modernos, liberados y con ganas y necesidad de avanzar.

Luego ves católicas abortando, pasando por delante de una mendiga y reservando su dinero para comprar en Dior, divorciándose de su marido por que le ponen los cuernos con el chófer... etc... (cosas que no reprocho, excepto a una católica, entre otras religiones).

Y no hablo de una, ni de dos, hay miles, hombres y mujeres que van a misa y pecan, y pecan y vuelven a pecar sin ni siquiera pensar en cuántas reglas propias se están saltando. Por supuesto los habrá que cumplan las reglas que ellos con su libertad han decidido elegir, esos irán al cielo, esos son buenos, siempre y cuando no exijan que todos seamos como ellos. Pero y esos que con su relativa libertad eligen ser católicos y encima se dan el gusto de juzgarte... y luego llamarte para concertar una cita... por poner un ejemplo. 

Si yo voy al infierno por puta, os aseguro que voy a estar rodeada de católicos. 

Siento ser tan clara, pero espero resultar sincera, una "virtud" que puedo contrastar al mayor pecado de la mayoría de los católicos: La hipocresía.

Me siento con la absoluta libertad de juzgarles duramente, veo como juzgan no sólo mi profesión, ya he dicho que eso lo entiendo, pero también me juzgan como mujer sexual y eso lo tengo en común con el 99% de las mujeres, también veo como se juzga a los homosexuales y a cualquier forma de vida que no sea un cuerpo autoagredido a base de privarse de individualidad, placer y mente analítica.

Juzga y serás juzgado, la serpiente que se muerde la cola ¿quién juzgó primero, la Iglesia o la puta?




domingo, 21 de agosto de 2011

Jugar a la Play

Burak Uyan
Este fin de semana he estado recibiendo llamadas de clientes que me echaban de menos después de estos meses que me he tomado de vacaciones. Además he quedado con algunos amigos a los que tampoco he visto desde entonces.

Ayer me sentía especialmente cariñosa, y me alegré de que quisiera citarse conmigo uno de mis chicos preferidos, es un chico de casi 30 años, de cuerpo normal, con una cara simétrica y bonita sin ser demasiado atractiva pero sí agradable y relajante.  Las citas con él son generalmente cenar por Chueca en un restaurante que nos inspire mientras paseamos por el barrio y contarnos nuestras cosas. 

Me puse unos pantalones blancos, muy cortos, un poco bombachos con una camiseta gris oscuro básica, unos zapatos negros de tacón medio y una cartera plateada, el pelo recogido con una coleta muy tirante y con el maquillaje mínimo, sólo los labios con un poco de rosa, nada más, a él le encanta así y eso me facilita las cosas antes de acostarme en la cama de un cliente, porque antes de eso hay que desmaquillarse... a menos que el cliente quiera verte maquillada en la cama.

Cuando terminamos de cenar nos fuimos a su casa, jugó un rato a la consola mientras yo halagaba lo bien que se desenvolvía con el mando, y no era por hacer la pelota, de verdad que me pareció un hacha jugando a un juego que me pareció complicadísimo porque tenía un montón de movimientos y el mando sólo 4 botones. 

Me gustaba verle jugar, es casi un hombre, tiene algo de alopecia y unos brazos peludos, sin embargo es un niño, viendo su cara concentrada de niño grande y sus manos manejando al personaje de la pantalla me pareció muy tierno. Además ya le conozco un poco y sé que es un trozo de pan, un buen chico... pero muy caprichoso y my impaciente, yo le caigo bien porque nunca me voy a enfadar, ni le voy a juzgar, voy a levantarme, tumbarme, ir o venir cuando él diga y además me intereso por sus videojuegos. 

No nos engañemos, soy escort... los hombres que me contratan tienen intenciones concretas y personalidades nada concretas pero sí muy especiales, todos tienen su historia y conmigo sueltan aquella que no dejan ver a otras chicas. Él se pasa 2 horas jugando a la consola y yo como buena acompañante... le acompaño.

Después de la partida me miró, quería que se lo pusiera fácil, me miró esperando que yo entendiera que hacer. Me quité los zapatos y él la camiseta, me tumbé en el sofá de su habitación, y él se puso encima, pero enseguida noté que quería tumbarse, así que nos cambiamos y me eché encima de él, me rodeó con los brazos y me sentí pequeña rodeada sobre su torso ancho. Me gustó.

Tuvimos relaciones durante una hora. Después me vestí y me volví a pintar los labios, salimos a la calle y paseamos hacía la Castellana para sentarnos en un banco y charlar 15 minutos. 

Le cobré 400 €, bastante menos de lo habitual, pero él no trabaja, y estoy tan relajada con él, que la rebaja me parecía justa. Además así me llama más veces. Por desgracia es uno de los pocos (poquísimos) veinteañeros que hay en mi agenda de clientes, así que cuando quedamos me alegro mucho. 

miércoles, 17 de agosto de 2011

Vuelta a la ciudad y al trabajo

Barbie Byron Lars Fenella Layla

Me paso meses sin escribir y resulta que no soy capaz de poner la foto al lado del texto. Pero bueno, ya le pillaré el tranquillo otra vez. 

Casi me tendría que volver a presentar, soy una chica que decidió hace unos años dedicarse al mundo de la prostitución y que con el tiempo pude "ascender" en mi trabajo y pasé a ser puta de lujo y ahora soy acompañante de lujo, que es básicamente lo mismo pero se cobra más, se intima menos y te llevan a sitios públicos, incluso a la luz del día (y no me refiero a sexo al aire libre). 

La razón por la que dejé de escribir súbitamente fue primero que se me fueron las ganas de escribir, pero esa no fue la causa más importante, sino sólo el principio. La verdadera razón es que me he tomado unas vacaciones laborales dos semanas después del último post, primero me fui de viaje a ver sudamérica, yo sola, durante 3 semanas, me encantó todo lo que vi, lo que más me gustó fue Machu Picchu, porque la excursión, llegar allí y ver el Sol salir por la mañana fue flipante. Y luego el desierto de Atacama, que fue como haber viajado a Marte o algo así, era un sitio muy exótico. Lo malo es que he pasado frío todo el viaje, allí están en pleno invierno!

Volví a Madrid, me dio síndrome post-vacacional y me he ido al sur de España a la playa, allí no estuve sola, dos amigas viven allí y hasta se me olvidó que yo en realidad vivía en Madrid y tenía una agenda de clientes que atender.

Volví la semana pasada a casa, lo único que he hecho ha sido arrastrarme de casa al gimnasio, he quedado con amigos, cenas, copas, discoteca, pero ni he encendido el móvil de escort. 

Así de golpe y porrazo me quedan sólo o todavía un mes y medio de vacaciones antes de empezar las clases. Y me debato entre si volver al trabajo hoy mismo o darme un par de semanas más sin quedar con clientes. 
..............

Acabo de encender el teléfono, en el fondo tengo ganas de volver a ver a algunos de mis clientes. Les echo de menos a la mayoría la verdad. 

Está Madrid llena de Paperos, he pasado en taxi por la castellana y he visto 3 grupos, uno de ellos gigante, como de 200 personas. Como mujer del pecado, podéis imaginar mi posición en este asunto, prefiero pasar desapercibida y guardarme mi opinión al respecto.

He vuelto! Voy a empezar a responder llamadas :)

martes, 7 de junio de 2011

Mi hermana

Giorgio Armani
Hoy he vuelto a discutir con mi hermana, y como siempre ha sido una discusión muy acalorada, con gritos, reproches, dolor... 

Tengo mucho miedo de perderla y por primera vez creo que no voy a poder recuperarme con el paso de las horas y de los días como en otras ocasiones. Incluso se lo he dicho a ella, creo que voy a necesitar ayuda psicológica, no sé cómo explicarlo, es de esas veces que por necesidad algo en tu mente cambia, has recibido una información, o mejor dicho una verificación de cosas que ya sabías, y ese dato ha hecho que tomen sentido juntas. Pero ese sentido es contrario al que creías antes, la verdad, sea cual sea el motivo es que mi hermana y yo no sentimos lo mismo la una por la otra.

¿La culpable? Quizás yo... ¿La víctima? quizás ella. Y el resultado hoy es que ambas estamos sin conexión, la sangre, el pan y el agua no son suficiente. Hoy se ha ido diciendo que no volverá para no tener que verme. Otras veces ha dicho cosas parecidas y no ha pasado nada, pero hoy es distinto, yo quiero volver a verla, pero puede que a fuerza de repetirlo, yo misma crea que es lo mejor, aunque no puedo creer que esta situación haya llegado a estos puntos.

Ella dice que yo era la hermana dominante y que ha tenido que amoldarse a demasiadas cosas. Éramos niñas, es en lo único que puedo escudarme, en mi inconsciencia, sin embargo no podría utilizar en mi defensa un comportamiento impecable. También podría recurrir a que hace mucho tiempo y ha prescrito, pero esto no es un juzgado y yo misma sería la primera que agacharía la cabeza y aceptaría el castigo por cualquier cosa hecha en cualquier momento de nuestra infancia, puede que precisamente sea este. 

Quiero a mi hermana, y si me diera la oportunidad de hablar por última vez para decidir romper, le pediría perdón por cada cosa mala que le he hecho y le daría mil gracias por las cosas buenas que me ha dado ella. 

¿Qué puedo hacer? ¿Hundirme en la culpabilidad por haber sido una niña mala? Estábamos juntas todo el día, éramos las hermanas perfectas, no nos hacía falta ni hablar, estábamos conectadísimas. El roce hace el cariño... y a veces heridas.

Haría lo que fuera por tener algo bonito con ella. Ir a un psicólogo juntas, pero sé que ella no aceptaría, sin embargo yo sé que nosotras solas no vamos a poder arreglarlo. Y yo quiero arreglarlo con todas mis fuerzas, hasta que no vuelva a hablar con mi hermana... seguiré sintiendo ansiedad, como llevo estas horas desde que se ha ido.

lunes, 6 de junio de 2011

El viejo delicadito

Diego Dolcini
Este fin de semana he quedado con un cliente lo suficientemente extraño para ser descrito en el blog (y lo de extraño lo digo con todo el respeto, simplemente me sorprendió).

Se puso en contacto conmigo a través del teléfono de contacto que he hecho que circule por ahí en periódicos, webs... y este en concreto me encontró en el periódico, al principio por curiosidad por mi precio y por el concepto de "acompañante".

Como siempre aclaro que mis servicios son de simple acompañante y en una primera cita jamás doy tarifas de sexo ni pistas de que existen, voy a las citas a ciegas algo más aliviada respecto a verme frente a una situación desagradable. Aunque como es lógico todos intuyen que una acompañante es fácil que tienda a "ceder" en cierta circunstancia frente a un billete lila.

El cliente del viernes estaba jubilado y vivía con su hermana, sin embargo tiene un piso bastante bien apañado como picadero. Me dijo que yo era la mujer más sofisticada que había pisado esa casa, y que por lo general una vez a la semana se da una vuelta por ciertas carreteras, o calles, o visita algún local con chicas de alterne. Lo del concepto de acompañante de lujo le pareció muy peliculero al leerlo, pero lo entendió muy bien cuando me vio, esas son sus palabras, y me sentí halagada.

No me contó mucho más de su vida, sólo lo de la hermana y lo de sus "novias" semanales. Pero noté algo, algo que no quería contarme, quizás por vergüenza, algo relacionado con su salud, o quizás era un viejo cascarrabias y gruñón, pero se quejaba de cualquier movimiento, "ay ay ay ay ay", "ay dios mío", "ay", todo esto en gruñidos para sí mismo, sentarse, coger algo de la mesa, sacarse los cigarros del bolsillo.... todo era un "ay". 

No hubo sexo en su piso, él tenía en la cocina unos ingredientes y un libro de cocina, nada del otro mundo. Y quería que le cocinara la cena, la verdad es que es la primera vez que me contratan para cocinar, pero vivo sola y sé desenvolverme en la cocina un poco, le hice la cena y cenamos viendo una peli. Me preguntó si no tenía calor, y su mirada decía claramente, quítate la blusa. No me importó cenar en sujetador... después de todo, nadie paga un sueldo de acompañante a una cocinera, fui una chica buena y le complací.

La cena me quedó rica, el cliente no insistió en tener sexo conmigo y me fui a casa en taxi. Lo que más me hizo pensar de ese cliente fue la cantidad de "ays" que dijo para absolutamente todo, era tan delicadito.... me puso nerviosa, hay hombres mayores.... y luego están los viejos, esos son los que hacen "ay ay ay ay".

miércoles, 1 de junio de 2011

Últimas semanas de clase

Barbie Elizabeth Taylor
La verdad es que una de las razones de mi ausencia son los trabajos de clase, como sabéis me apunté a mitad de curso y me esforcé mucho por ponerme al día, ahora estoy a final de curso por fin y sigo notando los efectos de haber empezado más tarde que el resto. Menos mal que ya acaba!!

Últimamente acepto pocas citas con clientes, sobretodo de clientes nuevos, en estos tres años que llevo como escort me he hecho una agenda de clientes fieles y con eso he ido tirando estos meses. La verdad es que aceptar clientes nuevos es un extra en mi sueldo mensual, pero me daba pereza pasar por lo de las citas a ciegas y conocer clientes nuevos siempre conlleva cierta preocupación hasta que conoces de qué va.

Entre clases, trabajo y ejercicio, mi vida ha adquirido cierta rutina pesada. Dentro de media hora estaré en clase, y más que por librarme de los trabajos que hay que entregar, quiero que lleguen las vacaciones para dejar la rutina. 

Voy a planear un viaje para salir de Madrid en cuanto acabe las clases un par de semanas. Hace tiempo que quería hacerlo.

viernes, 20 de mayo de 2011

Indignada

Como todo el mundo sabe en España está habiendo un movimiento social quejándose del bipartidismo y de lo mal que van las cosas con el sistema que hemos estado teniendo todos estos años. Se piden cambios, nuevas ideas y nuevas formas de actuar, frente a la crisis sobretodo, pero yo creo que la crisis y cómo de mal lo hace el presidente han sido los detonadores, ya malos de por sí, para que explotara una bola que ha ido creciendo desde que mi generación era aún escolar.

Mis clientes me preguntan muchas cosas, una de las preguntas que me han hecho recientemente ha sido mi opinión respecto a lo que está ocurriendo en Madrid. Siempre que sale el tema de la política son momentos muy tensos para mí, intento eludir las preguntas, porque puede llevarte a debates que en dicha situación no tienen sentido. No es que no me guste hablar de política, pero no me gusta discutir.

He acompañado a mi hermana, una de las tantas paradas, a las protestas de la Puerta del Sol. Me he sorprendido de cuánta gente con un buen discurso, formación, cultura y buen ojo hay en España, y cuán diferentes son a los políticos que tenemos hoy en día. En Sol, entre la gente, he oído propuestas e ideas de cómo hacer las cosas bien. También he oído críticas, por supuesto, pero creo que en plena campaña, los partidos deberían ofrecer sus ideas y defenderlas, sin embargo optan por criticar al contrario y creen que vamos a votarles para que nos defiendan de los dragones del otro partido... 

Yo creo que toda España por unos u otros está indignada. Estamos siendo manipulados por todas partes, y es una pena que en las elecciones ya nadie sienta que al votar puede ayudar a mejorar. Yo no voy a votar... ¿para qué? para votar con desilusión. Creo que seguiré el consejo de no votar y hacer con eso una llamada de atención a quien quiera interpretarla.



domingo, 1 de mayo de 2011

No he muerto

Barbie bailarina
Empecé muy ilusionada con el blog, los primeros días disfrutaba mucho escribiendo lo que me pasaba. No estoy iniciando una despedida, pero es evidente que el ritmo que pretendía llevar de escribir cada día ha perdido fuelle, y hace ya casi un mes que escribí mi último post.

Cada día pienso en mi blog, sigue ilusionándome tenerlo, pero me he desenganchado de él, lo reconozco. Y ahora hay tanto que contar que no sé por dónde empezar sinceramente.

Quiero tranquilizar a los pocos lectores que haya podido captar, voy a seguir con el blog, quizás escriba cada día durante un tiempo y seguro que pasaré semanas sin escribir en otras ocasiones. Sin embargo intentaré ser lo más constante posible.


miércoles, 6 de abril de 2011

Kate Moss versus Lara Croft

Dibujo de Tariq12
Nunca he destacado por tener un cuerpo voluptuoso, mi genética delgada siempre ha sido admirada por las mujeres, sin embargo dedicándome a escort a estas alturas ya me he dado cuenta de que no es tanto así en el caso de los hombres. Claro que le gustan delgadas, pero una escort es en la mente de un hombre dispuesto a soltar la pasta una mujer perfecta, cerca de una modelo, pero también una mujer potente que tenga cuerpo que ofrecer. Juvenil, pero con tetas de mujer. Así de claro.

La semana pasada me cambié de gimnasio, los lectores más antiguos recordaréis las malas miradas de los socios del antiguo y me fui harta de cotilleos (eran reales, pero no es cómodo). Sin rencores ni tampoco culpabilidad me he apuntado a otro, que además es mucho mejor aunque mucho más caro también.

La entrenadora que me iba a hacer la tabla me preguntó cual era mi objetivo y entré en el dilema que he descrito en el primer párrafo. Kate Moss? Avril Lavigne? Lara Croft? Marilyn Monroe?

Es evidente que nunca podré ser una heroína de videojuegos, ni quiero, y tampoco puedo tener curvas donde no las hay. Pero creo que tendría más éxito entre mis clientes si estuviera más tonificada que delgada. Las mujeres estamos convencidas de que la delgadez es el único valor seguro, y en parte es cierto, ya que si estás delgada, la ropa te sienta bien y das el pego en el 90% de los casos. Sin embargo los hombres no están tan de acuerdo con esa visión. 

Todas estamos preocupadas por el perímetro desde el pecho a la cadera y más abajo. Y cuando una ha decidido basar su estilo de vida y su trabajo en lo deseable que es su cuerpo la cosa se vuelve radical. Mi delgadez es mi "falso" valor seguro, pensar en ponerme a hacer pesas para tener una forma más atlética... me parece un riesgo de perder la feminidad. 

Problemas cotidianos de una "mujer objeto"...

martes, 29 de marzo de 2011

Desconectada

Barbie Palm Beach Honey
Hace semanas que no escribo nada. La verdad que he estado ocupada, no sólo con mi trabajo como acompañante sino con clases y familia también. 

Por desgracia mi madre ha recibido una muy mala noticia para su trabajo y eso me ha tenido meditabunda con la cabeza lejos del blog. No es que sea el fin del mundo, pero ha sido una decepción para ella y no me gusta verla preocupada, cuando una madre como la mía, que es una mujer de armas tomar se preocupa no puedo evitar preocuparme yo también, porque es señal de que la cosa es realmente seria. Pero sé que lo sacará adelante.

Y hablando de familia... además mi hermana (como siempre) está en mi contra, insoportable y siento que hay que acercarse a ella con equipo ignífugo y con conocimientos en bombas de relojería para no salir volando por los aires por decirle "hola". Pero bueno, supongo que en estas cosas la culpa no es únicamente del rival de uno.

Por otro lado están las clases que me han tenido lógicamente ocupada, el gimnasio, el trabajo, las tareas de ama de casa y cosas así. Por eso mi ausencia. Pero me encanta escribir y seguro que vuelvo a escribir a diario.

A ver si selecciono alguna historia sobre mi trabajo de estas semanas que no he escrito nada y la comparto con vosotros.



lunes, 7 de marzo de 2011

La fiesta de disfraces

Acompañante, así es como defino yo mi profesión, ya que es en realidad la verdad en la mayoría de mis citas y además, mi función preferida, antes que prostituta, sin nada que decir sobre la prostitución, ya que yo no puedo decir nada malo en mi caso particular.

De acompañante hice el sábado, fui al Círculo de Bellas Artes, allí había un conocido mío, un amigo, pero el sabe que soy escort, y además me promociona en su blog, con lo cual no tenía mucho problema, pero si cierta vergüenza. De todos modos yo ya pensaba escoger un disfraz que me mantuviera anónima, por eso me chiflan las fiestas de disfraces. Cambie de tono de pelo y me puse una máscara de catwoman, el disfraz perfecto para una escort, no es muy original pero funcionó, cara tapada y cuerpo realzado por el vinilo apretado, brillante y negro... perfecto!

Mi cliente esa noche no era un viejo verde, ni un maduro que quisiera presumir de novia joven, ni un chico perezoso que no se atreve a hablar con chicas. Mi cliente de esa noche era un gay, sí, un gay. Un hombre fantástico que quería disfrazarse a lo grande, ir acompañado y tener "una camarera" que le diera conversación y le animara la noche.

Por la tarde estaba encantada con el plan, me parecía fascinante conocer a ese hombre y darle lo que habíamos acordado, además me apetecía estar en esa fiesta y lucir mi disfraz.

Soy culta, pero no tanto como ese señor estupendo pretendía, no me siento culpable, porque considero que el señor estaba muy confundido con lo que una escort de lujo significa, él quería que tuviera la cultura y la filosofía que sólo es accesible a los 60 años con un largo recorrido, años de viajes y miles de conversaciones sólo con gente cultísima. Me sentí en un examen, soy lista, tengo buen cuerpo y hablo 2 idiomas perfectamente y otros 2 medio medio, entiendo de arte, me sé algunos temas de historia y leo el periódico. Pero no puedo dar conversación a un señor tan ilustrado, no quiero hablar mal de él, era todo un hombre. Pero me temo que me contrató para ridiculizarme. 

Como diría mi amigo gay... "era una marica mala".

Me pagó 900 euros por toda la noche. Aguantó el señor, la verdad, claro que se pasó la noche sentado.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Puta mocosa

Barbie Muffy Roberts
Llevo enferma desde el lunes. Salí a correr y los que estáis en Madrid o en cualquier sitio de Europa en estos momentos sabéis que hace un frío que pela, me he constipado en consecuencia. Y no parece que me vaya a poner buena hasta el fin de semana.

Hoy he ido a clase, pero sólo porque está cerca de mi casa y son sólo tres horas, mañana según me levante decidiré si ir, porque hoy lo he pasado un poco mal con el dolor de cabeza y las toses.

Pero no penséis que estos días he estado vagueando y viendo en la televisión Mujeres, hombres y biceps-berzas (el programa más cutre y divertido de las mañanas). He estado adelantando los trabajos de clase, y estoy a punto de ponerme al día, el primer trimestre lo tengo prácticamente resuelto. Estoy ilusionada porque la semana que viene calculo que ya habré conseguido estar a la altura del temario actual.

En la foto aparece la Barbie que me he comprado para hacer mis pruebas y practicar con los apuntes de patronaje, estoy encantada, sé que hablar de esto es una niñatada pero es que me gusta mucho, es como las Barbies antiguas que veía tras la vitrina en El Corte Inglés. :-) Estoy deseando comprarme una máquina de coser y hacerle vestiditos, y por supuesto hacérmelos para mí. Pero por ahora tengo que hacer los patrones que me piden en clase que ya podían ser de la talla nuestra para aprovechar el esfuerzo, pero bueno.

Saludos a todos. Por ahora no he tenido clientes desde el viernes, a ver si este fin de semana puedo aceptar alguna cita y me pongo sana.


viernes, 25 de febrero de 2011

Cuando la naturaleza falla, la creatividad nos salva.

Balmain
El cliente del que hablé en el post anterior sigue "pasando" de mí. Me llama de vez en cuando e incluso habíamos planeado vernos este fin de semana, sin embargo la cita no va a tener lugar en absoluto. Hoy es viernes y ya me ha advertido que "quizás" nos veamos el domingo pero que no lo "sabía". En fin, qué más da.

Ayer quedé con un cliente y tuve muy buen sexo con él, en la cama es muy generoso, a penas se preocupa de su propio placer y casi sentí que todo lo que yo hacía le traía sin cuidado y que lo único que deseaba era estimular mi cuerpo. 

Hay muchos hombres así, les excita tener efecto en las mujeres y serían incapaces de excitarse sin saber que el placer que ven en la cara de su compañera de cama es completamente real. El cliente en particular no tiene unas erecciones potentes y creo que esa es la razón de sus concesiones. No es mayor, pero creo que los "excesos" con el alcohol y el fumar marihuana a largo plazo hacen mella en los penes, aunque mi cliente sigue siendo sexual y activo, sólo que con otras partes de su cuerpo más que con la tradicional, lo cual agradezco, ya que la creatividad es un punto muy favorable en mi profesión. Le conozco desde hace tiempo, y a medida que ha perdido fuerza... ha aprendido muchos trucos, con el tiempo ha ido conociendo el cuerpo de una mujer, y en concreto el mío... en resumen... yo salgo beneficiada, jajaja.

Este fin de semana no tengo citas a la vista. Con lo que hoy he quedado con mis amigas, y mañana saldré a bailar con amigos también. Si algún cliente me pide cita tendrá que ser para antes de cenar, porque me tomo estas dos noches de viernes y sábado para mí.

Un beso queridas y queridos!

martes, 15 de febrero de 2011

Encantada con las clases desencantada con mi cliente

Barbie Voyage in Vintage
Me encantan las clases de Historia del Traje, es mi asignatura preferida, sobretodo porque es la única en la que voy al día y puedo ir algo más relajada :)

Esta tarde iré al Museo del Traje, no lo he visitado aún desde que estoy en Madrid, y eso es algo imperdonable para una amante de la ropa y estudiante de moda.

Ayer por la noche tuve una cita, me quedé sorprendida con mi cliente, me llevó a cenar a un restaurante y ni me hablaba, ni a penas me miraba, es un cliente habitual, no puedo suponer que estaba tímido o cortado. Eso no es nada habitual entre cliente y escort, porque no es como si fuera una novia con la que tienes un compromiso de citas semanales. Cuando llamas a una escort y te gastas el dinero lo haces libremente y porque quieres la compañía de una mujer, pero él estaba a su bola Dios sabe en qué lugares.

La cita duro de 9'30 a 12, y prácticamente me echó del coche cuando llegamos a la esquina de mi calle. No me lo quiero tomar como algo personal, pero estoy deseando volver a verle para descubrir que le pasaba.

lunes, 14 de febrero de 2011

San Valentín para una escort

Barbie y Ken
No sé las demás escorts, pero yo personalmente lo de San Valentín, los corazones y las velas lo llevo muy mal. Porque todos los corazones que recibo en estas fechas son falsos, aunque supongo que a muchas chicas les pasará, sean escorts o no.

Lo que una chica quiere este día es sobretodo saber que tiene pretendientes, pero por supuesto cuanto más sinceros mejor. A mí los regalitos no me dicen nada de amor, quizás sí de deseo, y en mi caso cierto compromiso como cliente y escort, que me van a colmar de regalos y van a ser generosos siempre y cuando yo lo sea también.

Lo que llevo mal es que todo el ambiente me hace reflexionar sobre el amor... los verdaderos novios, los sentimientos, en ¿quiero un novio o no? ¿necesito un novio? ¿los clientes pueden satisfacerme bastante para no echar de menos una pareja?

Estáis en lo cierto si pensáis que no soy muy de estar en pareja, para ser escort es fundamental esa actitud, pero eso no quita que me lo plantee a veces, no para casarme, pero un novio de unos meses... por ver qué pasa, por vivir la experiencia. Quizás unas semanas... quizás unos días... 

Quizás tengo demasiadas citas de trabajo y ninguna vida privada con chicos ajenos a mi profesión. Creo que tengo miedo de conocer a uno que me aleje de este trabajo que tanto me gusta, que mis sentimientos interfieran en mi profesión.

El día de San Valentín es cómodo solo para los enamorados, para el resto es un toque de atención, para muchos es un asco de color rosa y para otros es un día de dudas existenciales.

domingo, 13 de febrero de 2011

El arte undergroung y el sopor de sus admiradores

Diego Dolcini
Hay fines de semana que los clientes no me dejan parar. Ayer estuve toda la tarde y noche con uno, hoy me ha tocado lo mismo con otro, parece que se ponen de acuerdo para pedirme citas largas el mismo fin de semana. Por suerte no es lo habitual y lo más seguro es que después de esta paliza el fin de semana que viene ni siquiera me pidan citas.

Hoy hemos ido, mi cliente y yo, a una exposición de arte de unos amigos suyos, en un sitio underground, la mala suerte de que sean sus amigos es que hemos estado con ellos desde las 5 hasta las 11'30, y yo no he encontrado donde sentarme. Me sentía bastante fuera de lugar, porque además de ser muy underground para mí, aunque hubiera encajado en el ambiente, sus amigos eran el doble de mayores que yo y no han dado ninguna muestra de estar dispuestos a querer involucrarme en sus cosas. Me he pasado 6 horas andando por el edificio, aburrida a ratos y haciendo fotos para evadirme otros ratos.

Al salir hemos ido a comer en una pizzería. Y cuando hemos acabado mi cliente se moría de sueño, tenía la esperanza de que me llevara a algún sitio a bailar y beber una copa, necesitaba diversión aunque ya no aguantara los zapatos, yo quería marcha, enrrollarme con él... esas cosas.

Se ha ido a dormir... y yo... la verdad es que me ha quitado todas las ganas de salir. Me he vuelto a casa a quitarme los zapatos y dormir.

Buenas noches queridos y queridas. Si no habéis salido espero que fuera por una buena, bonita o romántica razón y si habéis salido... descansad, os envidio.


sábado, 12 de febrero de 2011

40 horas sin dormir

Jerome C. Rousseau
Bueno, como dije en el post anterior, me pasé la noche haciendo un trabajo, tenía sólo cuatro horas disponibles para dormir, pero con el estrés y la sensación de que si me dormía no me iba a despertar a tiempo ni una bomba no dormí nada.

Fue una mañana horrible, casi corriendo para imprimir, histérica por dentro porque el hombre iba muy despacio y se lo tomaba con mucha calma (quizás fuera mi percepción de chica que no ha dormido). Un cliente quería quedar a las cinco para pasar la tarde y la noche conmigo, eso es mucho dinero... así que no pude negarme.

Con eso quiero decir que me pasé el día de aquí para allá sin haber dormido. Llegué a mi casa a las dos, he dormido 12 horas, muy bien merecidas. Después de cenar el sueño desapareció, pero desde las siete a las diez pasé las peores tres horas de mi vida, con un dolor de cabeza y una sensación insana increíble. 

Otras veces lo he comentado, tengo por costumbre dormir nueve o diez horas, cuando no duermo sufro mucho. Hay noches que no duermo, incluso recuerdo alguna vez de salir de fiesta e ir a trabajar directamente, pero luego dormía por la tarde. Ayer nada, ni un minuto me pude relajar. 
Suerte que ayer gané casi mil euros, eso elimina bastante la histeria :)

viernes, 11 de febrero de 2011

Una noche trasnochando por los deberes

Barbie Flashdance
Son las cinco de la mañana. Mirad que presumo de ser buena estudiante pero a pesar de que hago cosas todos los días, lo cierto es que hoy me he tenido que quedar despierta hasta ahora para terminar un trabajo que hay que entregar mañana.

Sé que en mi caso hasta se me perdonaría el retraso porque tengo dos trimestres que recuperar, pero quiero hacer las cosas bien y aunque pensaba que lo tenía casi acabado y sólo me faltaba rematar la verdad es que se ha alargado la cosa, y hoy tenía una cita con lo que me he puesto ha "rematar" a la una, lo que yo pensaba que iba a ser media hora se ha convertido en cuatro horas.

Ahí no acaba mi drama, mañana antes de clase tengo que ir a imprimir todo el trabajo, porque no es en Din A4, que es lo que hace mi impresora. En fin... faltan cinco horas para ir a clase, quitando media hora mínimo para levantarse y desayunar, más un cuarto de hora mínimo para ir e imprimir y otro cuarto de hora para ir a clase... me quedan 4 horas de sueño. Con lo mal que amanezco cuando duermo tan poco! Estoy furiosa!

miércoles, 9 de febrero de 2011

Los análisis de trabajadora sexual

Alejandro Ingelmo
No me gusta ir a hacerme la prueba del SIDA. Por dos razones, la primera es que soy una chica muy precavida, no hago nada sin protección, es físicamente imposible que pueda tener SIDA, la segunda razón es que al hacerte la prueba debes asimilar que la necesidad de hacértela es precisamente que algo puedes tener, y no me gusta esa sensación de preocuparse por algo que seguro que no tienes.

El caso es que hoy he ido a hacerme las pruebas, lo hago más por los clientes que a veces piden las pruebas de que estas absolutamente sana, más que nada por eso. ¿Las razones por las que me piden a veces las pruebas? Es una pura razón psicológica, porque aunque fuera la más sidosa de España saben que no me dejo hacer nada ni hago nada sin preservatido, con lo que bueno, supongo que es un gusto saber que pese a todo la chica en cuestión está limpia de sangre y además se ha duchado a fondo antes de la cita.

Por supuesto estoy sana como una manzana :)

Por mucho que no me guste hacerme la prueba, sé que hay que hacerlo de vez en cuando, aunque sea para comprobar que estás en lo cierto al pensar que estás sana, y todos los que tengáis relaciones, mucho más los promiscuos, tenéis que hacerlo, para quedaos tranquilos. Si teméis el resultado... con mayor razón debéis hacerlo, para dejar de temer.

martes, 8 de febrero de 2011

Una puta estudiante o una estudiante puta

Ya llevo dos semanas de curso, he estado haciendo deberes tan intensivamente para ponerme al día que ya veo cercana la meta, al menos la de ponerme al día. 

Hacía muchos años que había dejado de tener que tomar apuntes, pasar a limpio y hacer trabajos. Os confieso que en todos los aspectos de mi vida volver a manejar carpetas, estuche y pasarme las tardes haciendo los deberes me ha venido muy bien, tanto para sentir que mi vida está organizada como para sentirme joven de nuevo.

Boceto de Barbie Ekaterina

Mucha gente de mi edad está literalmente aterrorizada por lo de la crisis y el desempleo. Mi consejo es que en la medida de lo posible, mientras aparece ese trabajo que no llega hagan algún curso, idiomas, cursos de informática, o cualquier cosa que engorde vuestro currículum, porque en esta situación en la que estamos el que tenga sólo lo básico lo va a tener chungo, sólo el que haga el esfuerzo extra conseguirá el trabajo que espera o al menos uno que se le parezca.

Ahora hay que estar más preparados que nunca. Sinceramente yo me sentía incómoda siendo solamente acompañante, y estos estudios de diseño de moda son algo más que un pasatiempo, necesito crearme un seguro por si falla lo de la prostitución. Con lo que mi consejo además va también y sobretodo a esas chicas que se dedican a lo mismo que yo y creen que con eso ya está todo resuelto, que aprovechen sus ingresos para estudiar algo, lo que más les guste, pero algo.



lunes, 7 de febrero de 2011

Quedando con la maestra y luego con el discípulo

Este sábado he merendado con Carmen, la chica que me metió en este mundo de la prostitución, hacía mucho que no quedábamos con calma, y aún así ella tenía una cita por la noche y tenía que irse. 

Noté que Carmen se preocupa por mí especialmente porque si me pasa algo inevitablemente ella tendría algo de culpa, aunque yo no la culpo de nada por supuesto, pero es lo que pasa cuando uno es parte de un círculo que acaba mal. Tuvimos charlas filosóficas sobre la vida y la aún lejana crisis de los cuarenta, que todas las mujeres tememos, y mucho más las que vivimos de nuestro cuerpo y nuestra buena presencia.

Por la noche me puse a cocinar porque había invitado a cenar a un amigo, que me pone algo nerviosa cada vez que me saca el tema de que le gustaría sacarse un dinero del mismo modo que yo. Es morboso y sé que es responsable, y creo que quiere coquetear con la prostitución para tener sexo y de paso comprarse un iPad o esas cosas que quieren los chicos gays :) 

Pero yo no me lo puedo tomar con la misma facilidad que Carmen, porque ella me conoció hace pocos años, ya adultas, y yo a mi amigo le conozco desde siempre y le tengo como un hermano, mi instinto maternal y mi protección se alertan cuando se trata de imaginármele expuesto a un mundo que en cierto modo es sórdido. Quiero que satisfaga sus fantasías, que juegue con el sexo y seré la última que le diga que no a algo, sobretodo porque se le ve muy entusiasmado con probar esto que para él es una aventura, porque lo es, para mí lo es, es un trabajo que generalmente me deja satisfecha y no sólo en el sexo. Es un trabajo creativo y divertido.

Después de cenar la rica comida que hice (porque estaba rica rica rica), nos fuimos a tomar una copa y a bailar a una disco gay que a él le gusta. Lo pasamos muy bien juntos siempre que nos vemos, ojalá nunca tuviéramos que cumplir cuarenta años y pudiéramos estar así siempre los dos.

Porque por otro lado... si quiere jugar a ser prostituto tiene que ser ahora... la vida va tan rápido, sobretodo cuando se es joven, hay que tomar decisiones muy rápido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...